Domingo 16 de Junio de 2024

Hoy es Domingo 16 de Junio de 2024 y son las 00:28 - Sábado | 6 a 8 Hs. | VISIÓN CAMPO | Radio Dos AM 1230

  • 13.9º

13.9°

Rosario

14 de febrero de 2024

En La Pampa murieron 30 bovinos por carbunclo y el Senasa dispuso medidas sanitarias de urgencia.

Los casos ocurrieron en Unanue. El carbunclo es una enfermedad que puede provocar graves problemas ya que es transmisible a humanos.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dispuso medidas sanitarias de urgencia ante la detección de un foco de animales muertos por carbunclo en la localidad de Unanue (La Pampa).

Según informó el organismo sanitario, tras recibir la confirmación del laboratorio de que la muerte de unos 30 animales bovinos se debió al carbunclo, el Centro Regional La Pampa San Luis del Senasa dio aviso a Salud Pública provincial para que constate que las personas no hayan tenido contacto con los animales, dado que se trata de una zoonosis (se transmite de animales al hombre) .

Asimismo, el predio permanece interdicto por el organismo nacional, que dispuso el enterramiento de los bovinos muertos, la eliminación de material contaminado y la vacunación del total del resto de los animales que permanecen en él.

Además se notificó a los establecimientos vecinos para que realicen la vacunación preventiva. También se alertó a la Mesa de Zoonosis provincial y se agilizó la comunicación a la comunidad para prevenir contagios.

QUÉ ES EL CARBUNCLO Y CÓMO PREVENIRLO

Desde el Senasa recordaron que, para prevenir el riesgo de contagio, no se debe retirar el cuero de cadáveres de animales muertos por carbunclo ni manipularlos sin las correspondientes medidas de protección.

Asimismo, tampoco hay que quemar cadáveres, ya que esta práctica provoca la diseminación de esporas y favorece el contagio por vía respiratoria. Por eso, se los entierra.



En este marco, vale recordar también que la sospecha de presencia de carbunco en animales y en humanos es de notificación obligatoria. Esta enfermedad presenta muerte súbita con sangre en los orificios naturales (boca, nariz y ano), en los cuales se encuentra la bacteria que la produce.

 

Se transmite de animales enfermos o muertos a los humanos, pero no se contagia entre personas enfermas o convalecientes. En estos casos, la severidad de la enfermedad varía según el modo de contagio y la celeridad en la atención del enfermo.

Cuando la bacteria entra en contacto con el oxígeno forma una espora que es resistente en condiciones climáticas severas. Luego, las esporas ingresan al organismo de los animales o de las personas donde liberan toxinas que pueden llegar a causar la muerte. Por ello, es importante la rápida adopción de medidas sanitarias para evitar la ocurrencia de casos humanos.

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!