Viernes 19 de Julio de 2024

Hoy es Viernes 19 de Julio de 2024 y son las 06:08 - Sábado | 6 a 8 Hs. | VISIÓN CAMPO | Radio Dos AM 1230

  • 13.5º

13.5°

Rosario

3 de julio de 2024

Desde 2015, han cerrado más de 200 tambos en Entre Ríos, generando alerta

Los datos más recientes sobre la vacunación contra la fiebre aftosa en Argentina revelan varios aspectos dignos de análisis, entre ellos la crisis que atraviesa el sector lechero, con un ejemplo claro en la situación de Entre Ríos.

Según un informe elaborado por la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER), de la información oficial se desprende que cerraron 49 tambos en el último año y 247 desde 2015 a la fecha.

“Estos datos concretos marcan que -al igual que en otros puntos de la Argentina – la provincia de Entre Ríos no logra detener la sangría de tambos”, señalaron desde la entidad.

Norberto Ferrari, productor tambero y referente de la Mesa de lechería FARER y de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) sostuvo que este eslabón, pese a abastecer el consumo interno desde hace más de 20 años, se transformó en una “cadena agroalimentaria coyuntural y sin planificación”, al no contar con medidas estratégicas desde el Estado.

EL IMPACTO EN LA PRODUCCIÓN
Además del cierre de establecimientos, el otro dato que preocupa es la evolución en el stock de animales productivos. En el período analizado, se pasaron de 84.187 vacas en producción en toda la provincia a 69.405 cabezas.

Ferrari explicó que en las crisis anteriores que sufrió el sector, los animales se sostenían en los establecimientos que seguían en pie. Pero en esta oportunidad, remarcó que salieron del sistema productivo tambos y vacas en producción en un porcentaje mucho mayor.

Y si bien la caída en vaquillonas fue menor al de vacas en producción, afirmó que esto no garantiza un crecimiento para los próximos años. En el análisis de cada departamento, Gualeguaychú y Paraná están a la cabeza de los que más productores perdieron, seguidos por Nogoyá; yTala entre los más afectados.

Otro dato importante que mostró fue que la industria cuenta con una capacidad instalada que le permitiría duplicar el volumen que procesa en la actualidad.

Por último, sostuvo que la eliminación de las retenciones a las exportaciones de lácteos, las buenas prácticas comerciales en la cadena, un fuerte perfil exportador y políticas crediticias para aumentar la producción primaria son las claves para revertir la tendencia de esta cadena.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!