Domingo 16 de Junio de 2024

Hoy es Domingo 16 de Junio de 2024 y son las 00:46 - Sábado | 6 a 8 Hs. | VISIÓN CAMPO | Radio Dos AM 1230

  • 13.9º

13.9°

Rosario

8 de abril de 2024

El huevo, producto final de un emprendimiento de economía circular.

Dos jóvenes agrónomos santafesinos llevan adelante el desafío de producir alimento de alto valor con el sello de la sustentabilidad ambiental como marca.

La única granja avícola de Santa Fe motorizada a energía solar. Algo más de 1.000 hectáreas de campo alquilado para producir maíz como alimento para esas gallinas, que además se fertilizan con el abono de la granja. Robotización y paneles tipo "sándwich" en un galpón que prioriza el bienestar animal y la eficiencia productiva. Todo esto, como el último eslabón de una empresa que comercializa insumos agrícolas mayoristas; que ya cuenta con su estructura logística propia, y que además se mueve en el mercado de capitales. Las aristas más visibles de un grupo con espíritu inquieto y que no teme apostar a ir por más. 

En ese sentido, reconoce que la actividad inicial fue la comercialización de fitosanitarios, pero que con el afán del arraigo en el campo decidieron entrar al mundo de la producción primaria, e inmediatamente fueron creciendo las ganas de una unidad de agregado de valor. Se cerraba así el círculo, con el acopio, el corretaje de cereales, y el mercado de capitales asociados con una empresa de Rosario, junto con la red logística con camiones propios.

Estamos en varias provincias, y fuimos aprendiendo sobre la distribución, y veíamos que el agregado de valor es lo que mas fácil te permite llegar al consumidor final. Producimos, cultivamos la semilla, traemos el alimento al acopio y se lo damos a las gallinas que lo convierten en proteína animal, con un sistema de distribución propio para llegar al comercio. La gallina produce huevos y desecha guano, con el que fertilizamos los campos donde producimos el alimento para esas gallinas.

Evolución constante

El agrónomo recuerda que empezaron distribuyendo insumos con una empresa de Rosario, y con el tiempo se fueron agregando otros complementos, con productos que no tenía esta empresa, trabajando siempre con marcas líderes del mercado agropecuario. "Técnicamente cubrimos todo el espectro de fitosanitarios: somos un canal mayorista y vamos directamente al comercio. Tenemos volumen y un sistema de distribución eficiente en Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco y algo de Buenos Aires. Tratamos de estar en donde nuestros clientes lo necesiten. Somos una empresa de servicios", resalta.

Producción y entorno

Según Guillermo Galliano, el Grupo Aliar es una empresa de agronegocios que integra sus diversas unidades para apuntar a la solidez, consolidando su propia agenda, sin depender de las condiciones del clima o de otras economías adversas, propias de Argentina. Granja Yemalá es un ejemplo de nuestro modelo de integración, que logra ser el último eslabón de la cadena de valor, donde obtenemos un superalimento como es el huevo, con todos sus procesos. Con alta calidad; inocuo, con control de la trazabilidad desde su origen. Además, remarca que la Granja tiene bien pensado cada uno de los eslabones de la cadena productiva, arrancando con los campos fertilizados con abonos propios (de los desechos de la granja), la elección de la semilla para proveer del mejor alimento, y la receta exacta para optimizar la producción.

Energía solar

La granja se nutre de un sistema energético con 110 paneles solares que producen 8.400 Kw por mes, y como el consumo interno no llega a los 7.000, el resto se inyecta a la red. Además, el galpón modelo construido con paneles tipo sándwich y placas térmicas, permiten extraer el calor interno y mantener un ambiente climatizado los 365 días del año (a 27°C).

Cuidamos el animal todos los días del año, porque es nuestro bien más preciado, afirma Guillermo, y agrega que el proceso permite el trabajo cómodo del personal, que en ningún momento se ve obligado a realizar algún trabajo forzoso. Somos conscientes que producimos un alimento de alto valor, que requiere calidad en cada proceso, porque los mercados así lo requieren.

Diversificamos, pero integramos a cada eslabón del grupo para generar un buen producto, concentrados en la sustentabilidad, la ecología del ambiente, que es algo que mas allá de la producción lo tenemos que valorar y sostener.

Anticipa que esto no para: en breve inauguran un centro de acopio en Sauce Viejo, y una boca de expendio en un local comercial de Santa Fe para que los huevos de Yemalá lleguen antes de los 3 días a la mesa de los consumidores. Un súperalimento. En menos de tres días, el huevo debe estar en las góndolas.

Emprendimiento circular

El Grupo consta de varias unidades de negocio. Una red comercial de insumos B2B (canal comercial mayorista). El término nace de la expresión en inglés business to business (empresa a empresa). Es decir, son las ventas de una empresa a otra. En este modelo de ventas, la compañía actúa como un proveedor. Sus clientes son empresas que representan sectores específicos del mercado (venta a agronomías, Cooperativas, acopios). Además, acopio, comercialización y administración de granos. Depósito, distribución y logística, con camiones propios. Siembra asociada de campos. Granja avícola Yemalá. Elaboración de alimento balanceado.

Además, remarca que la Granja tiene bien pensado cada uno de los eslabones de la cadena productiva, arrancando con los campos fertilizados con abonos propios (de los desechos de la granja); la elección de la semilla para proveer del mejor alimento, y la receta exacta para optimizar la producción.

Energía solar

La granja se nutre de un sistema energético con 110 paneles solares que producen 8.400 Kw por mes, y como el consumo interno no llega a los 7.000, el resto se inyecta a la red. Además, el galpón modelo construido con paneles tipo sándwich y placas térmicas, permiten extraer el calor interno y mantener un ambiente climatizado los 365 días del año (a 27°C).

Cuidamos el animal todos los días del año, porque es nuestro bien más preciado, afirma Guillermo, y agrega que el proceso permite el trabajo cómodo del personal, que en ningún momento se ve obligado a realizar algún trabajo forzoso. Somos conscientes que producimos un alimento de alto valor, que requiere calidad en cada proceso, porque los mercados así lo requieren.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!