Viernes 19 de Julio de 2024

Hoy es Viernes 19 de Julio de 2024 y son las 05:53 - Sábado | 6 a 8 Hs. | VISIÓN CAMPO | Radio Dos AM 1230

  • 13.5º

13.5°

Rosario

16 de abril de 2024

Las recomendaciones del INTA para minimizar la compactación luego de las lluvias

La circulación con humedad, provocada fundamentalmente durante la cosecha, afecta notablemente las propiedades físicas de los suelos.

Desde el INTA Oliveros recomiendan reducir el tránsito en el lote con una estrategia novedosa. En plena temporada de cosecha gruesa, el cielo se abrió en varias regiones del país y otro problema se le suma a la lista negra que hoy preocupa al sector agropecuario. 

Ya no sólo la chicharrita en maíz, o la retención de hojas verdes y hongos en granos de soja pone en duda la calidad de la zafra.

Ahora, el cuidado del suelo es otro factor que se tornará desafiante luego de las lluvias que dejaron más de 120 milímetros en tan sólo un fin de semana en muchas zonas.

Por ese motivo, la ingeniera agrónoma Silvina Bacigaluppo, especialista del INTA Oliveros, brindó una serie de recomendaciones para transitar con la cosechadora en suelo húmedo cuando se reanuden los trabajos. La compactación de suelo es un problema serio que trae perjuicios posteriores en el desarrollo de los cultivo futuros.

En ese marco, la humedad que haya en el suelo, es la que determinará el nivel de compactación que puede experimentar el lote si se lo transita de manera indiscriminada.

Tomando en cuenta estos conceptos, según Bacigaluppo, es conveniente esperar a que el piso esté oreado para ingresar a cosechar.

Sin embargo, como es de público conocimiento, los trabajos apremian y recomendó un manejo específico para no generar otro problema que agrave la actualidad de los cultivos.

COSECHA CON LLUVIAS: LA TOLVA DEBE ESPERAR.

A la hora de pensar en reducir este impacto, los especialistas del INTA recomendaron algunas acciones al productor, donde destacan equipar a las maquinarias con rodados de mayor tamaño, utilizando cubiertas radiales.

Esto permite incrementar el área de contacto rueda-suelo, distribuyendo la carga en mayor superficie. Pero además, puso en eje de discusión una estrategia que es más sencilla de realizar para evitar un alto nivel de compactación. 

Cuando se reanude la cosecha, debemos considerar la posibilidad de descargar en cabeceras. Si bien este aspecto reduce la capacidad de trabajo del equipo, contribuye a disminuir de manera significativa el tránsito de tolvas dentro del lote, afirmó como una opción importante en esta campaña.

Bajo esta técnica, sólo la cosechadora será quien circule por el interior del lote, y el tractor, junto a la tolva autodescargable, esperará en las cabeceras a recibir la mercadería que luego transportará hasta el camión o la embolsadora.

Además, insistió en reducir o eliminar el ingreso de camiones dentro de los lotes, para no acentuar el problema, y que el transporte quede esperando en la parte firme del camino.

EL MEJOR MANEJO ANUAL.

El equipo de INTA recomienda realizar un trabajo de cuidado del suelo que comience desde la siembra. Por ello, además de la siembra directa, aconsejan la implantación de cultivo de servicio y aplicar rotaciones de manera óptima.

Los lotes degradados en monocultivo de soja resultan más sensibles a la compactación por tránsito, mientras que aquellos cuadros rotados con gramíneas de invierno y verano presentan una mayor porosidad y normalmente alcanzan rendimientos más elevados y estables.

Además enumeró como variables a evitar a la labranza profunda durante el año, el transito húmedo en cualquier etapa del cultivo y planteó la utilización de pilotos automáticos como una herramienta superadora.

Es que el tránsito en húmedo, provocado fundamentalmente durante la cosecha de los cultivos, afecta notablemente las propiedades físicas de los suelos, generando limitaciones al crecimiento de raíces y afectando la movilidad y disponibilidad de agua y nutrientes.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!